Vive en Burgos

Volcados en el desarrollo social, cultural y económico de Burgos

Vivir en Burgos tiene muchas ventajas gracias a su tamaño. Si la comparamos con las grandes urbes, ofrece un modo de vida más accesible en todos los aspectos, desde el económico al cultural, sin olvidar su importante oferta de actividades en contacto con la naturaleza. Si estás pensando en mudarte a la ciudad y buscas una vivienda, conviene que conozcas sus características. Sigue leyendo.
0 k

habitantes

0

km extensión

0

empresas

Asequible y bien comunicada

Vivir en Burgos es muy asequible pese a tener uno de los inviernos más fríos del país. La ciudad cuenta con todos los servicios que cualquier ciudadano necesita y con una situación geográfica envidiable a pocas horas de dos de las principales ciudades de España: Madrid y Bilbao. También dispone de Aeropuerto a 6 kilómetros del centro y de varias líneas de ferrocarril.

Burgos cuenta con un magnífico Cinturón Verde que es el orgullo de los burgaleses y con un casco histórico de origen medieval que alberga numerosas iglesias y monumentos impresionantes. 

Destacados

Casco histórico
Museos
Gastronomía
Fiestas
Viviendas

Gastronomía única

Otra de las ventajas de vivir en Burgos es su potencial expansión, que se ha visto consolidada en los últimos años especialmente en el Barrio de Vista Alegre.

Quizá el último de los puntos fuertes de esta ciudad al que debemos hacer referencia obligada es su gastronomía (en el 2013 Burgos fue Capital de la Gastronomía Española) reconocida internacionalmente gracias a platos típicos como la morcilla, el cordero y las legumbres.
Si estás pensando en comprar una casa contacta con Deplace. Te asesoraremos desde el primer momento.

Documentos

Un pulmón en Burgos

Es una de las cosas de las que puede presumir todo burgalés, el cinturón verde de Burgos aparte de ser un paisaje digno de admirar, se convierte en un pulmón para la ciudad. El cinturón verde de la ciudad, está formado por los bosques seminaturales que ocupan la mayor parte de las laderas alrededor del casco urbano de Burgos. La Organización Mundial de la Salud, es la responsable de desempeñar una función de liderazgo en los asuntos sanitarios mundiales, además de establecer normas y vigilar las tendencias sanitarias. Una de sus recomendaciones es que exista, como mínimo, un árbol por cada tres habitantes, algo que ocurre en esta ciudad gracias al Cinturón Verde. Su recorrido supera las 600 hectáreas de superficie en las que se puede apreciar una amplia variedad de pinos, un árbol que crece y se desarrolla en climas duros como el burgalés, así como cipreses, enebros o tuyas, árboles también robustos y de una gran longevidad.